Melodijeron

Fama, fotos, posar frente una cámara, viajar, conocer a diseñadores. Esto es lo que parece el trabajo perfecto para cualquier adolescente. Suena tan sencillo ir a castings pero deja de serlo cuando más de ocho personas frente de ti te juzgan de pie a cabeza, “no eres lo suficiente alta o delgada “o no tienes determinadas facciones o rasgos que buscan, al último todo esto tiene que tener algún tipo de impacto emocional en la persona.

Pero todo esto toma un giro muy distinto  cuando una adolescente de origen australiano de tan solo 18 años de edad con 168,000 seguidores en su cuenta de Facebook, amante de posar frente a una cámara proyectando esa seguridad y determinación que tiene, ella es “Madeline Stuart” y tiene síndrome de down.

Madeline quiere cambiar la forma en que la sociedad percibe a las personas con síndrome de down, ella afirma que exponiéndose va a crear una aceptación.